Cómo conquistar a una mujer madura en doce pasos

Una mujer madura 733131

Tal como indica el informe Científicas en cifras ha tenido lugar un aumento paulatino en la presencia de investigadoras en nuestro país. Para ayudar a las niñas y mujeres a encontrar estos modelos femeninos, en la Biblioteca de Educación disponemos de dos novedades editoriales. Tras las huellas de científicas españolas del siglo XX, que repasa la trayectoria vital, académica y profesional de doce mujeres que llevaron a cabo aportaciones científicas destacadas en la primera mitad del siglo XX en España. Es el caso de Cuéntame11F, una iniciativa que ya va por su tercera edición, en la que científicas de cualquier disciplina graban vídeos cortos en los que explican a qué se dedican y qué investigan.

Pero en pocos casos cortar una relación con alguien viene a ser 'pan comido'. Darse un tiempo permite que las personas se recompongan y vislumbren un futuro. Un estudio lo demuestra. La investigación se realizó en participantes cuyas historias de amor acabaron recientemente. La metodología consistió en una sencilla encuesta sobe el vínculo emocional que todavía mantenían con sus exparejas dos meses después de haberlo dejado. Los científicos establecieron un segundo grupo de sujetos para que dieran parte del comportamiento sexual con sus ex, y cómo de apegados estaban a ellos en el momento presente. Finalmente, el estudio reveló que, para muchos y muchas, tener relaciones sexuales con un antiguo amor no les impedía seguir adelante con sus vidas. Darse un tiempo permite que las personas se recompongan, se vislumbre un futuro al margen del otro u otra, y sobre todo, dejar vía libre para saber qué es lo que necesitas o quieres en tu vida, afirma la experta.

Ellos estaban hambrientos, deseosos de carne fresca, y yo estaba completamente indefensa. Había dos clases de personas en el local. Gente con pareja y gente sola. La mayor parte de la gente con pareja se situaba en el centro de la sala, donde bailaban, bebía, y sobre todo, se manoseaba. Fue la primera vez que vi como dos hombres se besaban en directo. En el fondo me reconforto, allí todo el mundo iba a lo mismo que yo, y había dejado de ser así el raro entre los normales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button